Transformación y simplificación, pilares DIAN 2020

La U.A.E Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales – DIAN, sigue sorprendiendo a contribuyentes y ciudadanía en general por los avances tecnológicos, simplificaciones y transformación que ha sufrido en lo que va corrido del año 2020. 

En el mes de febrero del presente año, el director general de la Administración, José Andrés Romero, anunciaba lo que sería el inicio de la era de transformación de la entidad, con el cambio de su imagen y logo, dándole una tonalidad más innovadora y vibrante a la misma y tomando como color base para los años siguientes el azul. 

Así mismo, en el transcurrir de los meses se han sumado diferentes cambios en los procesos de atención y trámites de contribuyentes con la Administración, que en parte el confinamiento y el evitar el contacto entre personas o aglomeraciones en las sedes físicas de la entidad, adelantó unos meses lo que ya se había proyectado para implementar como método de transformación de la Dirección.  

La simplificación es un pilar fundamental para el 2020 en la Administración, es así como en los últimos meses hemos visto que trámites que anteriormente necesitaban de asistencia presencial con cita previa a las seccionales de la entidad, hoy se pueden hacer de manera virtual en su totalidad, siendo el caso de la firma electrónica y del Registro Único Tributario – RUT, en su inscripción y actualización. 

En el mes de julio del presente año se dispuso de la nueva forma de generar la firma electrónica para los contribuyentes, totalmente virtual dicho trámite y con un término de duración para generarla de 5 a 10 minutos, teniendo en cuenta la conectividad y velocidad de cargue de datos del mismo. 

Adicionalmente, la primera semana del mes en curso, el director general de la Administración publicaba por medio de la red social Twitter lo que sería el paso a paso para la inscripción de contribuyentes al Registro Único Tributario, trámite virtual en su totalidad e igualmente con una duración de 10 minutos en su generación. Dos importantísimos aportes. 

Son cambios que aportan facilidad a los procesos que los contribuyentes deben realizar para darle cumplimiento a sus obligaciones tributarias, para responder requerimientos de empleadores y para mantener informada a la Dirección de Impuestos de su situación económica y tributaria, y así la fiscalización de los actos de éstos sea más fácil por parte de la Administración, es mi criterio. 

Igualmente, una fiscalización más efectiva ayuda a cambiar la cultura de evasión tributaria que existe en el país y aumenta el recaudo para la financiación de las necesidades del Estado. 

La modernización seguirá aumentando en la Administración ya que se tiene proyectada una inversión de 250 millones de dólares en tecnologías e innovación, cuya finalidad es aumentar el recaudo en los próximos 3 años en 30 billones de pesos. 

Se hace pertinente entonces, concluir con la recomendación a los contribuyentes de darle cumplimiento efectivo, oportuno y bajo los parámetros legales de sus obligaciones tributarias, ya que la Administración sigue invirtiendo en planes de fiscalización y a la fecha hay mucha facilidad en el seguimiento de sus operaciones y en el detectar errores, omisiones o cualquier tipo de elusión en sus declaraciones privadas. 

lerwin-toncel-acontar
Lerwin A. Toncel H.
Contador Público
@contadorlerwintoncel 

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios