Trabajar en el computador y software del cliente y sus posibles implicaciones

Por ejemplo, según la ley 675 de 2001, las normas posteriores vigentes, conceptos de la JCC y  del CTCP, la propiedad horizontal debe llevar contabilidad, y normalmente la asamblea de  propietarios elige al revisor fiscal y a la administración (en la mayoría de los casos), y es la  administración quien contrata al contador de turno, me refiero a los casos en que nombran a una persona natural, porque normalmente, cuando hay cambio de administración hay cambio  de contador, y este contador debe firmar un contrato de servicios y conocer el software que sea  de propiedad del conjunto.  

El trabajo del contador se ejecuta dentro de la oficina de administración en el computador de propiedad del conjunto con el software, como ya lo anoté, de propiedad de la empresa y  revisando la norma hay una figura jurídica laboral que establece que, si el prestador del servicio trabaja en el computador y software del contratista, automáticamente ese contrato se  convertiría en laboral.  

Una tarea bien importante es que todos los contadores que trabajen como persona natural,  mediante contrato de servicios y que deban trabajar en el computador y software del  contratista, se buscarán esa norma y luego de estudiarla y analizarla revisarán muy bien el tipo  de contrato que se firma y establecer las reglas para que no se presenten problemas  contractuales entre contratante y contador contratista.  

Revisando esa norma, es aplicable a contrato no solo con ley 675, también puede tener  aplicación en contratos con cualquier empresa, de ahí la conveniencia que el contador  establezca sus límites, de ahí la importancia que tiene que un contador compre su propio  software y ofrezca sus servicios a ejecutar en el programa contable del contador y no en el de la  empresa.  

Aquí nacen dos situaciones, la primera que el contador ofrece el registro de las transacciones en su propio programa y las demás funciones que se requieren para prestar un excelente servicio, lo que implicaría subcontratar un digitador o que la empresa tenga un digitador de la  información y el contador efectúa su contrato por la asesoría convenida entre las partes.  

En la primera situación por el hecho de que el digitador tenga que digitar la información en el  computador del contador y en el software del contador, estaríamos frente a un contrato laboral  con quien digita la información y tendríamos que revisar el valor del contrato que celebramos  con nuestro cliente contratante.  

Podemos ver que esta situación, si no le ponemos atención y la analizamos bien y si no estudiamos las normas y estamos actualizados, nos va a llevar a tener grandes dolores de cabeza  y complicarnos la vida.  

Esta es la importancia de estar actualizados y revisar las normas vigentes.  

Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios