¿Se está aplicando el SGSST?

Comparte

Con una noticia reciente, emitida por una entidad que se especializa en temas de seguridad  laboral, me entero que se aumentaron los accidentes laborales en 32.621 en el primer semestre  de este año, comparado con el año 2020, y que el número de accidentes de trabajo calificados  fue de 243.676, algo así como 668 por día, es decir, en una hora se accidentan 28 trabajadores,  además, causan anualmente muertes de 1.9 millones de personas en el mundo y se ha llegado a establecer la razón de la causa de más de un tercio de los casos de muerte, y es por largas  jornadas laborales.  

Esto me hace reflexionar en la Ley 50 de 1990, por medio de la cual se modificaron las  intensidades horarias, de gran beneficio para las industrias porque reducían los costos de producción y de gran beneficio para la economía porque los precios de los productos no se crecían, por la misma razón, pero sobre todo por la enorme reducción en accidentes de trabajo,  ya que con la normatividad anterior, particularmente en la industria el mismo trabajador para  ganarse más horas extras, se doblaban en los turnos y trabajaban hasta 12 horas y en ocasiones más tiempo, lo que generaba cansancio y por ende la pérdida de reflejos, de reacción y el incremento en la accidentalidad laboral.  

En nuestros tiempos el incremento de la accidentalidad es proporcional al incremento de  número de habitantes, pero también al crecimiento de la tecnología que ocasiona que el  trabajador esté mucho tiempo expuesto a un computador, sumado al tiempo de uso del celular,  los juegos por internet, la televisión, etc., otro aspecto es la moto y la bicicleta que en la  actualidad es lo que ocasiona una alta tasa de accidentalidad y muerte, otro tema sería el que generaba antes de la ley 50 una alta tasas de accidentalidad y muerte, se trataba de la falta de utensilios  de seguridad industrial y salud ocupacional, pero en la actualidad la ley obliga al Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SGSST) lo que implicaría que la accidentalidad y  enfermedad laboral se redujera en gran proporción, entonces podríamos analizar que este SGSST no está siendo aplicado debidamente y no se le está prestando la adecuada atención, o  está fallando en algo la empresa, el trabajador o las entidades reguladoras del tema. 

En este orden de ideas, podríamos decir que la empresa no le está dando la importancia a este tema y no lo están midiendo en las consecuencias en la producción, en los costos y compromiso  de las utilidades que genera uno o más accidentes de trabajo, por otra parte las ARL y las  superintendencias encargadas del control de las empresas en la aplicación del SGSST, tampoco  están midiendo los costos para estas entidades y en gran proporción a las ARL y las compañías  de seguros que las respaldan, pero lo más grave es que los trabajadores no le estén dando la  importancia merecida en aras de su propia salud, y me consta que esta actitud es recurrente  entre los trabajadores, especialmente los jóvenes que no son conscientes de las consecuencias y secuelas que les puede dejar un accidente laboral, porque les molesta el uso de un tapabocas  con filtro, o el uso de unos guantes de cuero, una gafas protectoras etc. y eso que son gratis  porque la empresa es la que se obliga a comprarlos y verificar que se le dé el uso de acuerdo al  sitio y oficio de trabajo, también se hace evidente en el caso de quienes usan la moto y compran  un casco de los baratos, pero por ser caros no compran el que les protege la cabeza de un  accidente, y es cuando deciden entre el dinero y la vida prefieren el dinero, poniendo en riesgo  la vida, en lugar de poner la salud y la vida por sobre el dinero y la vanidad, que es como debe  ser. Sentido común.  

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis