Reforma laboral ¡DECRETADA!

reforma-laborarl-trabajo-por-horas

Muy poco se ha mencionado en los medios de comunicación, redes sociales y demás sobre la “reforma laboral” decretada en el mes de agosto con el nombre de “Piso de Protección Social para quienes ganan menos de un Salario Mínimo Legal Mensual Vigente”, un eufemismo más, indican analistas. 

El día 27 de agosto de 2020, mientras el país seguía incendiado por las decisiones de la Corte Suprema de Justicia y se olvidaba cada vez más del virus que circula en el mundo, que por cierto es muy buena terapia psicológica para calmar el estrés y la ansiedad, el Ministerio del Trabajo expidió el Decreto 1174 con el fin de reglamentar el piso de cotización de aquellos trabajadores que mensualmente devenguen menos de un Salario Mínimo Legal Mensual Vigente. 

El objeto de dicho Decreto citado textualmente expresa “El presente capítulo tiene como objeto reglamentar el acceso y operación del Piso de Protección Social para aquellas personas que mensualmente perciban ingresos inferiores a un Salario Mínimo Legal Mensual Vigente como consecuencia de su dedicación parcial a un trabajo u oficio o actividad económica”, o legalización del trabajo por horas para resumir lo citado. 

Lo que busca la norma mencionada, es favorecer a aquellos trabajadores que, como remuneración mensual devenguen menos de un salario mínimo, que puedan a partir del mes de febrero del año 2021 realizar cotizaciones al sistema general de seguridad social, protegiendo y garantizando condiciones dignas en la vejez mediante el acceso a una pensión, pero ¿si fue el mecanismo indicado para implementar la reforma en el país?

La posición del gobierno nacional en cabeza del ministro del trabajo, es la reglamentación del artículo 193 de la Ley 1955 de 2019 o Plan Nacional de Desarrollo, por lo que se hace necesario la expedición del Decreto en análisis, pero para muchos opositores y analistas, es una reforma laboral ¡decretada! 

Así entonces, los aportantes podrán acceder al Piso de Protección Social de forma voluntaria u obligatoria en el caso que no cumplan con algunos requerimientos que la norma indica, como el tener una o varias relaciones laborales a tiempo parcial a la fecha de la cotización, que sumados no alcancen el total de un salario mínimo mensual, se mantendrán además en el Régimen Subsidiado de Salud y pasarían al servicio de los Beneficios Económicos Periódicos – BEPS, para sus cotizaciones al sistema. 

La fiscalización de los aportes estará en cabeza de la Unidad de Gestión Pensional y Contribuciones Parafiscales de la Protección Social – UGPP, y el recaudo y administración será una tarea para la Administradora Colombiana de Pensiones – Colpensiones. 

Ahora bien, a mi juicio la implementación del articulado del Decreto podrá beneficiar a muchos trabajadores dependientes e independientes que por su menor ingreso no lleguen a ser favorecidos con beneficios del sistema laboral y sus regímenes, que además podría modificar algunos apartes donde en conjunto con el tipo o monto del aporte pueda acceder al Régimen Contributivo en Salud como beneficio adicional.  

Igualmente, sea o no una legalización del trabajo parcial o por horas, que era una propuesta de una bancada de senadores en el Congreso de la República, creo que el medio para su implementación o reglamentación no fue el indicado y se hace necesario ampliar la promoción y publicidad del mismo con el fin de que toda la ciudadanía laboralmente activa conozca sus nuevas obligaciones y no le conlleve sanciones a futuro por desconocimiento o no aplicación.

lerwin-toncel-acontar
Lerwin A. Toncel H.
Contador Público
@contadorlerwintoncel 

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios