Reducción de horas de trabajo

El Senado acaba de aprobar la reducción gradual de las horas de trabajo, el primer año de 48 a  45, el segundo año a 42 y el tercer año a 40 horas semanales, y esta decisión comienza a generar  posiciones a favor y en contra, y en el fondo es una muy buena decisión, porque obliga a la  empresa a cambiar muchos hábitos negativos y a los trabajadores a ser más  responsables; quienes critican esta decisión hablan de que por cada 16 horas en un trimestre  que no se trabajan se pierde el 2% de PIB, cálculos hechos con la modalidad actual, pero veamos la realidad. En la modalidad actual en oficinas no se trabajan las 48 horas, hay que medir el tiempo de la llegada sobre el tiempo y el alistamiento del escritorio, prendida del computador,  tinto y el comentario con el compañero, los 15 minutos antes del almuerzo alistando lonchera,  comentando, acordando el sitio de almuerzo, la llegada de almuerzo y los comentarios, el tinto,  las idas al baño, las llamadas por celular, el envío de mensajes y los 15 minutos antes de salir al terminar las labores, en estas circunstancias pierde el empresario ya en la industria el comportamiento es diferente porque en el área productiva siempre hay mejor control del  tiempo vs la producción.  

Es cierto que encarece el costo de contratación, claro, si no se toman las medidas del caso, y  aquí viene el análisis del beneficio al trabajador, el trabajador de oficina tiene que manejar la angustia y el estrés del transporte con sus trancones y demoras tanto de ida al trabajo como de  vuelta a casa, las típicas expresiones “terminé cansado”, “no me queda tiempo para mis hijos y  la casa”, reducir el tiempo de trabajo es permitirle CALIDAD DE VIDA, más tiempo para su hogar,  menos presión, más descanso, etc., pero, ¿qué hay que hacer?, como es gradual la disminución  se debe iniciar junto con el departamento de relaciones humanas, industriales o del personal la  modificación del reglamento interno de trabajo y de las políticas administrativas de la mano con  la aplicación de la psicología laboral para optimizar el tiempo de trabajo en las oficinas, es decir, que las 45, 42 y 40 horas de labor sean utilizadas a cabalidad de manera efectiva, como  retribución a la mejora en su calidad de vida, horarios más estrictos, funciones bien definidas  para resultados efectivos, mejorar la selección del personal, en donde lo que se busca es  trabajadores que tengan verdaderos conocimientos, con buenos hábitos, que no sean conflictivos que sean COMPROMETIDOS, es decir, aquellos que les gusta lo que hacen, que se  comprometan, que sientan la empresa y olvidarnos de aquellos que viven quejándose porque les toca trabajar, porque los explotan y no entienden que tienen un contrato en donde ellos  laboran a cambio de una retribución económica, que incluye los días que no labora, como los  sábados completos o medios sábados, los domingos y festivos.  

En la producción, a simple vista hay que perder porque se debe contratar personal para que  complemente la producción esperada, digo que a simple vista, porque aquí es en donde se hace  importante el fomento del empleo mediante la contratación por horas (con prestaciones sociales), y ese sobre costo se debe compensar con el aumento de la efectividad en la  producción, como la minimización de errores en la producción y a todo esto sumar el mejor trato  a los trabajadores tanto de oficina como de la industria, motivación, darle la importancia que  merece, el agradecimiento, el reconocimiento, etc., temas que debe manejar el departamento  de psicología laboral, y sin necesidad de contratar el psicólogo, la empresa debe hacer que ese  cargo que ocupa el jefe de personal, de recursos humanos o como se llame, lo dirija un  verdadero profesional con el conocimiento de la psicología laboral  

 Por favor si tiene comentarios al respecto sería bueno compartirlos para alimentar esta decisión con el ánimo de encontrar más soluciones que mejoren las condiciones tanto del trabajador  como del empresario.  

Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios