Provecho tributario y negocios artificiosos

Comparte

Atención a estas actividades tributarias, muy frecuentes entre los representantes legales, muchas veces los mismos socios, de la mano de un profesional de la contaduría y es tan común  que en el Estatuto tributario está contemplado en el Art. 869, aclaro, este tipo de actividades  son irregulares y se frecuenta cuando se quieren evadir las responsabilidades tributarias, convirtiéndose en ilegalidad tributaria y lógicamente conlleva a sanciones tributarias.  

Los negocios artificiosos, se caracterizan por ser un acto o negocio jurídico redactado para  celebrarse de tal manera que el resultado sea bueno en términos económicos y o comerciales, pero realmente no tiene razonabilidad, también puede ser un acto o negocio jurídico presentando un elevado beneficio fiscal que no se refleja en los riesgos económicos o  empresariales asumidos por el declarante o un acto o negocio jurídico estructuralmente  correcto, aparentemente dentro de los términos legales, pero dentro de ese articulado o textos  se esconde la verdadera intención de las partes, que es desfigurar o modificar los efectos  tributarios.  

Provecho tributario, se define como la “modificación o distorsión de los efectos tributarios  generando la eliminación, reducción o diferimiento del tributo, el incremento del saldo a favor  o de las pérdidas fiscales y la extensión de beneficios o exenciones tributarias” como está  estipulado en el parágrafo tercero del artículo 869 del estatuto tributario.  

Una vez detectado este abuso tributario, la DIAN emplaza al contribuyente, en los términos  establecidos por el Estatuto Tributario, tendrá tres (3) meses para responder EL EMPLAZAMIENTO ESPECIAL POR ABUSO EN MATERIA TRIBUTARIA, presentando las pruebas  suficientes para demostrar que la DIAN está equivocada o con las explicaciones suficientes que  justifiquen lo sucedido, y lógicamente el tiempo de firmeza de la declaración queda suspendida.  

En caso de que el contribuyente no conteste, o lo expuesto justificando los hechos o pruebas no sea de la entera satisfacción legal, la DIAN procede a efectuar la LIQUIDACIÓN DE OFICIO en  donde queda obligado el contribuyente a pagar lo que se establezca, siempre y cuando no se  corrija la declaración.  

En estos eventos la Administración tributaria está facultada para “remover el velo corporativo  de entidades que hayan sido utilizadas o hayan participado, por decisión de sus socios,  accionistas, directores o administradores, dentro de las conductas abusivas”, así lo establece el  artículo 869-2 del estatuto tributario.  

Así vemos cómo la DIAN contempla otra forma de corrupción, como es la evasión o elusión de  impuestos mediante negocios o actos jurídicos disfrazados de legalidad, nótese que es la misma  práctica de algunos “políticos” que distorsionan, manipulan o envenenan los contratos y de esa  manera se le roba al estado los dineros de los impuestos.  

Pero desilusiona que al revisar a profundidad las sanciones para este tipo de prácticas, aunque  no lo crean, NO EXISTE UNA SANCIÓN ESPECÍFICA, que se pueda aplicar a este tipo de actos, de pronto lo que se puede aplicar es una sanción por extemporaneidad o corrección, y me pregunto  si este no será el llamado “mico” o puerta abierta para los delincuentes corruptos y entonces  cuándo se acabará la corrupción. Sentido común.

 

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis