La incultura de los impuestos en Colombia

Comparte

En un comentario anterior en este mismo blog titulado la cuadratura del círculo, manifesté la necesidad imperiosa de una reforma tributaria y explicaba las carencias que nuestro país en los  diferentes aspectos, dentro de estos tuve en cuenta el déficit heredado, el incremento del déficit vivido por la pandemia, la reestructuración de la economía, la mirada que sobre Colombia tiene  las calificadoras de riesgo de inversión, y los que conocemos algo del tema tributario debemos  saber que esta reforma no es capricho político, y vino el desastre anunciado, alguno políticos,  que por políticos son amplios conocedores del manejo del presupuesto nacional, de la incidencia  de los commodities, del riesgo en la baja calificación de riesgo, de la importancia de la inversión  extranjera etc.

Estos que llevan años en el congreso estudiando año tras año el presupuesto  nacional, estos seres despreciables motivaron a un pueblo ignorante de lo que ellos dominan,  los utilizaron para pedir que este proyecto de reforma de $26 billones, fuera eliminado porque  afectaba a los pobres, porque afectaba a la clase media y porque los ricos eran los que tenían  que pagar, y estos seres despreciables con el conocimiento del texto del proyecto de reforma,  léase bien, proyecto, con el conocimiento de que los pobres recibirían un auxilio permanente,  es decir no los afecta, les regala (motivando que es mejor el auxilio que trabajar), conocimiento  de que la clase media en pequeña proporción declararían como nuevos, algunos sin pagar  impuesto, conocimiento de que la carga tributaria estaba en la clase empresarial, industrial,  comercial, es decir los que generan empleo, impuestos e inversión y siempre lo han hecho, y de  esa motivación por eliminar el proyecto de reforma, logran eliminar el proyecto, logran el retiro  del ministro, y continúan exigiendo de manera agresiva que no se paguen impuestos. 

Pero ignoran que un país vive de los impuestos, exigiendo que los ricos debían pagar, desconociendo que ellos  son los que hacen país, exigiendo que no se ponga el iva a la canasta familiar, que los pobres son  los más afectados (a los que hay que ayudar) y los seres despreciables conocedores de la verdad,  siguen motivando a las exigencias y de manera increíble exigen un arrodillamiento del gobierno mediante una NEGOCIACIÓN, y en su pliego de peticiones exigen no a los impuestos y lo que  exigen implicaría $86 billones de pesos, esto es el colmo de la ignorancia, mientras los seres  despreciables guardan silencio, esto el colmo de la intención de acabar con un país, y así logran  acabar con más empresas, generar más desempleo y sobretodo con el encarecimiento de los  precios en la canasta familiar, empobrecer más a los pobres y empobrecen a la clase media, y  curiosamente estos seres despreciables y los idiotas útiles, aquellos que no querían un 19% de incremento de la canasta familiar con el iva, lograron incrementos en los precios de la canasta  familiar desde el 40% o más, y eliminan un proyecto de reforma tributaria que pretendía recoger  $26 billones, y ahora piden solo para ellos $84 billones y lograron la baja en la calificación de las  calificadoras de riesgo y los seres despreciables en silencio, logrando aquello que de manera  SUBREPTICIA han venido buscando año tras año, infiltrando su pensamiento político de pobreza  en la iglesia, en las universidades, en colegios, en los partidos demócratas, en la prensa, en el  congreso, en la justicia y ahora de manera descarada esos mismos seres despreciables que  rasgan sus vestiduras pidiendo la disminución del congreso para no tener que cobrar tanto  impuesto, están felices porque la justicia le hace apertura a las 16 curules que a la final serán  para los victimarios, los mismos que odian a los políticos y los mismos que ahora son más.  

Esto lo han logrado aquellos seres despreciables, aprovechando que existe y de qué manera, la  incultura, es decir la ignorancia de los impuestos, para qué son, de dónde vienen, cómo se  distribuyen, cómo se manejan. Más triste aún, colegas apoyando esto, qué falta de sentido  común.  

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

¡Despreocúpate de las sanciones!

Recibe alertas del calendario tributario de todos tus clientes en tu celular, email y por SMS.

Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis

button android button ios
Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis