Héroes ignorados en medio de la crisis

En cada guerra los héroes son los soldados, en las pandemias los héroes son los integrantes del cuerpo de médicos y enfermeros. En nuestra historia podemos contemplar los enormes  monumentos, que en cada aniversario son condecoradas con flores, misas, balas de salva,  cañonazos y aplausos, sobra decir que bien merecidos estos homenajes porque estas personas  fueron y son las que han luchado exponiendo sus propias vidas, sacrificando su familia y con el  alma logran derrotar a los enemigos y traer la tranquilidad a la vida, vida que algunos de ellos  disfrutaron o podrán disfrutar y la mayoría se sacrifican por la tranquilidad de los que quedan.  

Sin embargo, hay unos héroes invisibles, más que invisibles transparentes o porqué no,  ignorados, y ellos son los empresarios, los industriales, los comerciantes, quienes en medio de  la guerra o de la pandemia, en silencio luchan por mantener su negocio siempre pensando en su bienestar y en el de sus trabajadores y desde luego aportando con su esfuerzo, esa gran ayuda  para sus países, dando empleo, generando comercio, pagando impuestos y creando formas de  comercio para que cuando la guerra termine o la pandemia sea controlada renazcan con lo poco  que les queda o les dejan y crecer, como lo han hecho las empresas que llevan tanto tiempo a  través de guerras, pandemias y crisis y aún existen.  

Y así como existen los héroes también existen los cobardes, los pusilánimes armados de la más profunda ignorancia y son estos los que buscan que los empresarios, industriales, comerciantes,  llamados por estos burgueses o ricos, buscan que ellos les comparta la riqueza a cambio de nada, son aquellos que buscan trabajo y lo encuentran en sus odiados burgueses y estos, ya con su trabajo se dedican a quejarse, a maldecir, a robar ya sea el dinero o el tiempo, aquellos que  piensan que con su trabajo están enriqueciendo a sus jefes pero ignoran que ellos no son socios  y que es un contrato de mutuo beneficio.  

Estos pusilánimes, cobardes e ignorantes no quieren saber ni aprender y menos entender que son ellos, a los que llaman burgueses, quienes sostiene una país, por ejemplo en Colombia los  estratos 5 y 6 compuesto por los industriales, empresarios, los comerciantes, las industrias, los comercios y las empresas, los que con su esfuerzo y/o el de sus familias que por tradición saben  manejar sus negocios y el dinero, son los que aportan mayor volumen de impuestos, los estratos  3 y 4 compuesto por empresas y empresarios de medianas y pequeñas empresas, por  profesionales independientes o empleados profesionales que generan empleo en menor  proporción y aportan una parte de los impuestos y subsidian en algunos servicios públicos para  los estratos 1 y 2, estos últimos compuestos por empleados sin profesión, hogares de bajos  recursos, quienes carecen de creatividad, quienes se conforman con estar convencidos que los  ricos son injustos, y no se quieren enterar que ellos pueden llegar a los estratos 3, 4, 5, o 6 si se  lo proponen y tiene mejores recursos para lograrlo, tienen servicios públicos a bajo precio, no pagan impuestos, tienen salud gratis, estudio gratis, alumbrado y alcantarillado gratis, jardines,  colegios y universidades gratis, comedores gratis, parques, vías pavimentadas, alumbrado y  seguridad gratis. 

“Gratis” para ellos, porque no quieren enterarse, por conveniencia o por  ignorancia, que son los estratos 3, 4 quienes pagan y los héroes de los estratos 5, y 6 quienes  les pagamos todo lo que para ellos es gratis y no solo reciben todo gratis sino que carecen de  algo muy importante en la vida que es la gratitud, y sigo pensando que es mejor ser héroe que  villano simple sentido común.  

Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios