Es urgente replantear el ejercicio de la contaduría

Comparte

Hablo de la contaduría, no solo de la contabilidad, y es que vienen anunciando una reforma a la  profesión contable, de un anteproyecto de convergencia contable, de un proyecto de rediseño  institucional, de la unión de la JCC y del CTCP, y en los textos de estos proyectos no encuentro nada que realmente haga que cambie o pretenda cambiar ese concepto actual que en Colombia  se tiene de la contaduría, nada que haga ver ante la sociedad de comerciantes, industriales,  empresarios o personas naturales, que la contaduría es una profesión seria y de mucho respeto,  no hay nada que cambie la posición del profesional de la contaduría y su oficio para enfrentar la  post pandemia, y es curiosos que quienes legislan a los profesionales de la contaduría, como son la JCC y el CTCP hayan incluido en sus proyectos, lo que el periódico Portafolio si ha analizado y  publicado el 20 de noviembre de 2021 bajo el título de “Estos son los trabajos que  desaparecerían en el futuro” en donde nos incluye de esta manera Contadores: en auge también están los programas que suplen funciones de estos profesionales. En el mercado  abundan softwares de nóminas, impuestos y auditorías, por nombrar solo algunos casos.”. 

¿Pero qué nos sugieren las JCC y el CTCP ante esta situación?, si en Colombia a la mayoría  de empresarios se les educó para tener una contabilidad al día, así no sepan qué es ni para  qué es, se les educó para pagar los impuestos al día y el contador se debe encargar de eso y  buscar que sean menos de los que son, y los contadores a cuidar su puesto o su cliente  aceptando su condición sin importar las consecuencias, porque en las universidades ya no se incluye la ética profesional, la materia que le enseñe al profesional a tener dignidad ni a ser íntegro, y  la JCC y el CTCP no hacen nada ante esto. 

También es cierto que no se trata de encontrar culpables, solo hay que buscar los  responsables, y la responsabilidad se puede decir tranquilamente que recae en todos, así:  por una parte nuestra legislación como de costumbre con laxitud, con huecos legales, con micos, por otra parte los entes investigadores, como la fiscalía, contraloría, procuraduría,  DIAN, JCC, CTCP, que no investigan, ellos dirán que entre tantos procesos es difícil, lo que  quiere decir que hay infinidad de casos de corrupción y tal vez por causa de la laxitud de  quienes hacen las leyes con micos y huecos, de otra parte las universidades que se limitan a enseñar y sacar contadores, como una industria fabricante de títulos universitarios, porque en eso se convirtieron las universidades, en un comercio, dejando de lado lo principal  enseñar el valor de la honestidad, de la integridad, del respeto a su profesión y a sí mismo,  y para terminar la responsabilidad del profesional como persona que no se valora, se presta para trampas, se presta para que jueguen con su dignidad, con su nombre, con su título, con  su honor, con su futuro y el de su familia, y esta es la parte que más duele, que seamos  nosotros mismos quienes ayudamos a los demás a destruir nuestra carrera, nuestra  profesión. 

 Replantear nuestra profesión es urgente, pero replantearla en todos los aspectos posibles,  buscando con las leyes fortalecer nuestra legalidad, endurecer los castigos, penas y multas  por los delitos que haya cometido un profesional de la contaduría, fortalecer a la JCC y CTCP,  unidos o no, con directivos que realmente sean efectivos en el respaldo que necesita nuestra  profesión, que se convierta en una institución de verdad, no en una oficina escampadero y  sin creatividad, que sean el grupo o la unidad que ante el congreso, y los estamentos  necesarios propongan esos cambios que nos hagan dignos de ser lo que estamos siendo, que  nos representen y podamos decir con orgullo, soy contador público y callar todas las críticas  y conceptos que tienen de nosotros. Sentido común.

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis