Errores más comunes en los contadores

Comparte

El día 17 de diciembre sale una noticia que refiere a una pesadilla vivida por un contribuyente que fue  condenado a cuatro (4) años de prisión y una multa superior a los seiscientos mil pesos  ($600.000) por  una deuda a la DIAN por trescientos doce mil pesos M.L ($312.000) y encuentro varios detalles que  fueron el detonante del problema de este comerciante, primero, no estaba asesorado y le informaran que el IVA debía pagarlo, porque ese IVA es un valor que no pertenece a la empresa sino a la DIAN, o estaba muy mal asesorado y no le informaron que debía pagar ese impuesto, dicho comerciante  entra en quiebra y estando en este estado la DIAN le cobra lo debido, y ya no tenía ese dinero, se gastó el  dinero de los impuestos, pero se pudiera justificar a este contribuyente por el desconocimiento de sus  obligaciones para con la DIAN, ya sea por negligencia propia o por la de su asesor contable, y dentro de esa  ignorancia, como él mismo lo manifiesta buscó a un contador “que le aconsejó que, por ser baja la suma  de dinero, dejara las cosas así, pues no iba a tener mayores complicaciones”, esto da tristeza, cómo un  contador le da este consejo a este señor, que es lo que lleva a este contribuyente a pagar su condena y su  multa y estar en quiebra, y me pregunto, ¿en donde estudió este colega? 

Este caso es más común de lo que quisiéramos creer, como también el de un caso que conozco  personalmente, de un cliente que me busca para que le haga la declaración de renta, le solicito la anterior y me doy cuenta que tiene una gran suma a favor, pero que no la lleva al renglón de saldo a favor, y solcito  las anteriores y veo que la suma es más grande, le pregunto que por qué esa declaración así, y me responde  que el contador anterior le había aconsejado que era mejor no presentar declaraciones con saldos a favor  y menos por esos valores tan grandes, porque la DIAN los pone entre cejas y los revisan, y los visitan y quien sabe que más terrorismo le aconsejó, que por eso las presentaba en cero, le pido los certificados de  retención en la fuente que le generan ese saldo a favor y me los entrega todos, lo que quiere decir que ese  valor es real y está sustentado, eso implicó corregir las declaraciones anteriores para arrastrar el verdadero saldo y presentarla como debía ser, sin embargo el contribuyente muy asustado aceptó y la firmó y se presentó, le propongo que haga la solicitud de devolución de ese saldo y en su rostro vi esa palidez generada  por el miedo, porque aún tenía en su mente el consejo de nuestro colega, y después de muchos intentos al  final se logro hacer la solicitud, con el permanente llamado del contribuyente para saber cómo estaba el  proceso, pero con mucha preocupación, estado del cual salió cuando la DIAN, le solicitó el certificado bancario para transferirle el dinero.  

Otro caso, de otro contribuyente que el contador lo traía “haciéndole pagar pocos impuestos”, cuando me consulta para su asesoría y presentación de la declaración de renta, luego de depurar una contabilidad con  muchos gastos inventados, le presentó el borrador de su declaración y los estados financieros, y muy  indignado me dice que eso no le sirve, le explico la realidad de las cosas, que si la empresa genera utilidades, es porque está creciendo y que el impuesto es la realidad, y me pregunta, que entonces por qué el otro profesional que también tiene tarjeta profesional hacía eso, que cuál de los dos tiene la razón, imaginen  ustedes su decisión: me pagó mis honorarios, pero volvió a contratar al anterior contador para que le  presentara la declaración “con menos impuestos”.  

Una empresa de construcción me consulta para que le presente un balance que genere índices financieros muy buenos pero que no tenga que pagar impuestos, revisando me encuentro que el contador anterior no le hace contabilidad, pero le tiene el balance para el banco, el balance para el RUP, el balance para el  crédito, todos y cada uno con la respectiva firma del contador, ah y con número de tarjeta bajo la firma.  

Esto es el resultado de la formación universitaria o de la falta de sentido común.

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis