¿Eres un contador común o extraordinario?

Comparte

Si hoy te hicieran esa pregunta, ¿cuál sería tu respuesta?, esperamos que al menos para la mayoría de los que aquí nos leen la respuesta sea “soy un contador extraordinario” y claramente que esta respuesta vaya más allá, que vean su vida laboral como una posibilidad de enriquecerse, crecer, aprender, crear relaciones personales, pero sobre todo que sean capaz de revolucionar su entorno a partir de buenos valores y buenas prácticas.

Sin duda alguna, ser un contador extraordinario es aquel que esta a gusto con lo que hace, es aquel que ama su profesión y trabajo. Pero, como en toda profesión están los que dan el 100% de ellos y los que no, aquí te contamos las diferencias de un contador común y un contador extraordinario:

Contador común:

  • Se desanima constantemente ante las circunstancias difíciles y abandona fácilmente los planes.
  • Es influenciable ante propuestas que podrían ver afectada su integridad.
  • Se guardan todo lo que no saben o tienen porque creen que alguien lo podría copiar o superar.
  • Ven siempre los defectos en los demás colegas.

Contador extraordinario:

  • Se mantienen firmes en el éxito y en el fracaso: no dejan que las emociones los controlen, sino que siempre buscan la manera de ser resilientes.
  • Son íntegros y no permiten que ninguna propuesta traspase sus principios.
  • Son generosos con sus recursos y su conocimiento. Siempre están buscando compartir lo que saben.
  • Siempre ven el potencial en sus colegas y lo hace saber.
  • Aman lo que hacen y siempre dan lo mejor de ellos.
  • No les tienen miedo a los cambios o salirse de la zona de confort.

¡Eso es toto! Ya conoces las diferencias de un contador común y uno extraordinario. Si consideras que te encuentras en el grupo de los contadores comunes empieza a trabajar por pasar al otro grupo, recuerda, ¡no te conformes con ser un buen profesional, sino una persona integral!

¡Despreocúpate de las sanciones!

Recibe alertas del calendario tributario de todos tus clientes en tu celular, email y por SMS.

Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis

Comentarios