El post – covid y los contadores

Comparte

Antiguamente el asesor contable debía ir a la empresa y dedicarle un día o dos a la semana para  registrar a mano, con esfero y sin tachones ni enmendaduras los libros auxiliares, elaborar las  sábanas de balances de prueba, y los libros diario, mayor y balances, reitero a mano, con esfero y sin tachones ni enmendaduras. Posteriormente nacieron los sistemas y con ellos los programas  (software) contable, tan costosos que las empresas los adquirían y los contadores debían  dedicar uno o dos días a la semana para digitar la información en aquellos programas sosos,  y muy complicados, con el tiempo los programas contables podían ser comprados por los  contadores y para algunas empresas no era indispensable su adquisición y el contador debía ir  a la empresa a recoger los documentos o se los enviaban a la oficina para que allí fuera digitada  e impresa la contabilidad y luego debía ir el contador otras dos veces a las aclaraciones y entrega de documentos e informes y las empresas obligaban cierta cantidad de visitas.  

Viene la época del covid-19 y el contador no puede hacer acto de presencia y esto obligó a dar  aquel paso que era muy difícil dar, más por falta de iniciativa que por otra razón, ese paso que  consistía en darle el uso adecuado a la tecnología, mientras en Europa y Estados Unidos ya se  hacían reuniones virtuales, que por eso, Skype desde 2003 era una herramienta que no solo se  utilizaba para hablar con la familia y amigos, como hasta el año pasado se hacía, sino que era  utilizada para reuniones de negocios, se enviaban documentos por correo electrónico, y si eran  muy pesados se enviaban por aplicaciones en la nube, se hacían negocios de grandes sumas de  dinero por internet, y por fin la necesidad nos obliga a dar ese paso, porque la contabilidad no paró, los impuestos se tenían que seguir presentando, la empresa necesitaba los informes para  los auxilios del estado y la preocupación del empresario requería de la verdadera situación de la  empresa, dimos el salto, y los documentos se envían por la nube por el correo y hasta por  WhatsApp, las reuniones ya no eran presenciales sino telefónicas o por zoom, meet, Skype o  WhatsApp y los balances se enviaban y funcionó todo, se demostró que la presencialidad del  contador no es indispensable, que la empresa se puede economizar el arriendo y servicios  públicos de la oficina, porque la secretaria, desde su casa puede trabajar y hasta con mejores  resultados, mejor dicho cambiaron las reglas del juego.  

Esta coyuntura accidental, hace que la contabilidad y el servicio contable se modifique, nos hace  más creativos, nos pone a utilizar todos los recursos tecnológicos existentes. A modificar los acuerdos con los clientes, ya no es necesario que el contador reciba los documentos físicos,  ahora se hace de manera ecológica, por correo, en la nube y en PDF, como ya se bancarizó la  empresa, los comprobantes de egreso y de ingreso son reemplazados por el documento emitido  por la web del banco, de la transferencia, solo se le anotaría lo necesario, las facturas  electrónicas están en la nube, las nóminas electrónicas en la nube, los documentos soporte en  la nube y esto hace muy feliz a los ecologistas, menos consumo de papel, las aclaraciones mediante una llamada al celular con planes económicos que incluyen internet, las citas a la DIAN  también por internet, las diligencias en la cámara de comercio también virtuales y la  presentación del informe, del balance y sus explicaciones por reuniones virtuales en las cuales  se puede levantar acta o simplemente se graba y se hace una carpeta de reuniones en la nube, beneficiando al contador quien ya no tiene que desplazarse por entre los trancones de hasta  tres horas, tiempo que podemos utilizar prestándole la asesoría a otro cliente y todo esto que  quede claro en el contrato y no por eso los honorarios van a disminuir, porque la responsabilidad  es la misma, la digitación es la misma, el análisis es el mismo y lo más importante todo cubierto  por la ley. DEMOS EL PASO.  

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.



Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis