El contador emprendedor se hace necesario

Comparte

Para verdades el tiempo y así es como el tiempo y las circunstancias nos obliga a tomar la herramienta de contadores EMPRENDEDORES por dos razones: por nuestros clientes y por  nosotros, que por efecto de la pandemia y la consecuencia económica negativa que conocemos y estamos viviendo, afecta tanto a nuestros clientes como a nosotros mismo.  

El contador cómo asesor que debe ser se ha convertido en el centro de las reuniones para la  toma de decisiones ante esta crisis económica y ante la pregunta, ¿qué sugiere que debemos  hacer?, en donde la respuesta tiene dos ingredientes, uno lo contable y el otro lo emocional, el  contable en buscar y encontrar recursos para evitar una quiebra como la que ha afectado a gran cantidad de empresas, ahora, si no tenemos esa herramienta de ser creativos, para lograr el  crecimiento de la empresa, para lograr la capacidad evolutiva que debe tener un empresario en  estos momentos de la vida, para evitar la depresión del representante legal y de repente  contagiarnos, debemos convertirnos en ese consejero emprendedor, aquel que sea claro como la diversificación en servicios prestados o productos vendidos, formas de comercializar,  potencializar el uso de la tecnología, manejar el endeudamiento, aprovechar la más mínima oportunidad y por otro lado el consejero para combatir la depresión, la angustia, el afán, y  sugerir apartar los pensamientos negativos que producen el pensar en la posible pérdida de la  inversión, en la falta de dinero para pagar los servicios, el arriendo, los sueldos de los empleados,  el mercado y servicios de la casa, la compra de materia prima, el encierro, el temor a contagiarse  y tener que exponerse para no quebrar y tantos otros pensamientos que poco a poco van  minando la voluntad del cliente y del asesor si no tiene la fortaleza suficiente para sobreponerse.  

Esta situación sin el control adecuado lleva a que nuestro cliente en medio de la desesperación,  tome decisiones radicales de dar por terminada la empresa, de declararse en estado de quiebra  y eso afectaría a la economía en nuestro país, afectaría también a los empleados directos y sus  familias a la cadena económica, a los empleados indirectos y sus familias dentro de los que está  el asesor contable y su familia, en una situación en donde el número de empresas activas están  en disminución, en donde las activas están buscando reducir gastos y costos, en donde esas  pocas empresas ya tienen su contador y en ocasiones buscan reducir sus honorarios o el  reemplazo por otro “más barato”.  

En estos momentos tan difíciles nos tenemos que convertir en esa roca fuerte que salva a quien  viene en una caída, aunque es cierto que no es de nuestro resorte el estado de ánimo de nadie, que no nos corresponde esa función, por simple supervivencia nosotros también debemos auto aconsejarnos para evitar afectar nuestras vidas y de nuestra familia, para evitar cometer errores  que justifiquen a un cliente en depresión darno por terminado el contrato, o que por la pérdida  de una empresa también perdemos nosotros, es un cliente menos y en este momento, o que  con la caída libre en que viene la economía nosotros también caigamos con ella y en nuestras  manos está evitar la caída, siendo solidarios emprendedores.  

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis