Digitalización de la profesión contable en Colombia

digitalizacion-profesion-contable

La emergencia sanitaria, pasados aproximadamente 5 meses de aislamiento, tiene a gran parte de los procesos productivos y económicos del país congelados, otros en reactivación, como también el crecimiento de las empresas, la prestación de servicios o venta de productos, haciéndose necesario reinventar procesos empresariales con el fin de rescatar las operaciones de las empresas e independientes, y la obtención de ingresos para así suplir obligaciones legales, laborales y tributarias. 

La profesión contable no es la excepción, ya que los servicios prestados por firmas, contadores, asesores y consultores independientes se han disminuido o la mayoría de los mismos han debido ser transferidos al teletrabajo o trabajo remoto, eliminando los encuentros en oficinas, los cafés en restaurantes y demás reuniones entre asesores y clientes. 

Así entonces, el punto importante a evaluar son las posibilidades que tienen los profesionales en ejercicio de la contaduría pública ante la emergencia sanitaria para mantener la prestación de sus servicios, el acercamiento y confiabilidad con los clientes y ejercer la fiscalización necesaria sobre los procesos contables de las compañías a las cuales asesoran o auditan.

Si bien es cierto, la digitalización de procesos contables y tributarios se viene dando hace varios años, cuando cambió la contabilización en papel y libros en físico a los softwares contables, mucho más frecuente es desde la implementación de la facturación electrónica en nuestro país, lo que va dejando más claro y despejado el verdadero fin y las funciones de la profesión contable y su alcance. 

Las funciones de la teneduría de libros, contabilización, liquidación y presentación de declaraciones privadas de impuestos por parte de los contadores públicos en el futuro no tendrán viabilidad alguna, visto que con los avances tecnológicos todas esas funciones serán remotas muy probablemente en un corto plazo. 

Llevando esto a que los contadores reforcemos funciones de analistas, auditores financieros y asesores tributarios y contables que apoyen la toma de decisiones financieras, el crecimiento económico de las organizaciones y la fiscalización de las operaciones, de lo contrario no habría cavidad laboral donde podremos aplicar. 

Finalmente, con el fin de hacerle frente a la emergencia sanitaria y mantener el control de los procesos contables y la fiscalización de los mismos, podrían reforzarse y aumentarse los encuentros por plataformas digitales, con todo el equipo de trabajo del área contable y administrativa, ya que esto brinda confianza a la gerencia y se cumplen las funciones de orientación, vigilancia y control de las organizaciones, propias de los profesionales de la contaduría pública.


Lerwin A. Toncel H.
Contador Público
@contadorlerwintoncel 

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios