¿Cómo debería ser el contrato de un contador?

Comparte

Esta situación que voy a comentar ha venido sucediendo entre los profesionales de la  contaduría, gracias a que ni la universidad, ni la JCC, ni los contadores han querido romper el esquema aquel que hace ver por parte de algunos empresarios o administradores, como ese  cargo al que se le puede endilgar todas las culpas o ese cargo con el que se puede contar para  manipular la información y los impuestos, ese cargo que en cualquier momento y por cualquier razón se le termina el contrato y lo cambiamos por otro parecido. 

Ahora bien, terminan el contrato, ya sea porque el contador no le hizo caso de manipular o porque el contador es el culpable de las pérdidas de la empresa, de que se tengan que pagar impuestos caros, porque le informó al empresario o al administrador que ese procedimiento no se debe efectuar o porque le dijo que no estaba de  acuerdo con la evasión o la elusión, porque no asiste de lunes a domingo a la empresa o simplemente porque  no le responde el celular un sábado a las 2 de la mañana, en fin razones hay mil, y el contador  simplemente es citado por el cliente para algo importante y ese algo importante es presentarle el contador que de ese momento en adelante va a ser el nuevo en ese cargo o solo para  informarle, porque no es conveniente que lo conozca porque le informa la razón por la cual sale  el anterior.  

A través de mi largo trasegar en la contabilidad como profesional independiente, he  reemplazado colegas o siendo reemplazado simplemente porque sí, y le informan al que recibe  que el otro salió porque “no tenía los conocimientos”, porque “comete muchos errores”, porque  “no tiene tiempo”, porque “cobra mucho” y aprovechan para bajarle los honorarios a ese cargo,  etc., pero nunca la verdad en estos casos.  

Si se dan cuenta, el contador se ha convertido en el trompito de poner y es sencillo hacerlo  porque muy pocos contadores hacemos contrato, se hace el negocio de palabra (algo que en el pasado tenía un valor inconmensurable y que ahora no vale nada), y cuando se hace el contrato, siempre va a aparecer la cláusula “TERMINACIÓN DEL CONTRATO” y reza algo así como “el presente contrato se puede dar por terminado por decisión de una de las partes en  cualquier momento”, y listo, a trabajar, trabajar, trabajar hasta que aparece el contador que le dice al contratante, yo le puedo hacer lo mismo por unos pesitos menos, o cuando el contador  ya no les sirve, porque no sale conmigo a tomar trago, o no me contesta el celular el domingo,  etc. etc.  

SOLUCIÓN

Cada profesional debe tener un formato de contrato o exigir que en el contrato del  cliente se exprese claramente:  

1. Qué es lo que el contador debe hacer y cómo hacerlo.

2. Hasta dónde van las responsabilidades del profesional.

3. Que los honorarios cada primero de enero se incrementa en X%  

4. Que los honorarios se pagan mes vencido contra entrega de factura o documento equivalente y no hacerlo dos meses seguidos, genera la terminación del contrato, o que  en ese caso se hará un acuerdo escrito que forma parte integral del contrato y que su  incumplimiento da por terminado el contrato.  

5. Tiempo del contrato.

6. TERMINACIÓN DEL CONTRATO, por incumplimiento de una de las partes, de cualquier  cláusula del contrato y POR MUTUO ACUERDO.  

7. CLÁUSULA PENAL, en esta poner un valor representativo para obligar a las partes a hacer  las cosas bien.  

germán diego guzmán quinche
Germán Diego Guzmán Quinche
Contador Público
http://twitter.com/hermandgq
[email protected]
[email protected]

La columna de opinión que acabas de leer es completamente el criterio del invitado, en ACONTAR no nos responsabilizamos de ello.

Comentarios

¡Con Acontar garantizas tu puntualidad!

Conviértete en el Supercontador de tus clientes evitándoles sanciones al recibir alertas de todo el Calendario Tributario en tu celular, por email y SMS.
Descarga Acontar y comienza tus 30 días gratis