La importancia de presentar a tiempo las declaraciones de impuestos

A través del pago de impuestos el Gobierno obtiene ingresos que le permiten regular la economía del país. Gracias al pago oportuno de éstos, se realizan inversiones sociales en educación, salud, servicios públicos, seguridad, y el impulso económico fundamental para el país.

Como indica la DIAN “Las responsabilidades tributarias son las distintas obligaciones, sustanciales (pago de los impuestos) y formales (declaraciones, presentación de información, inscripción y actualización en el registro único tributario, RUT, entre otras), que se originan por el hecho económico en cabeza de una persona natural o jurídica” (Extraído de Contribuir es Construir).

Una de las responsabilidades más críticas es la Declaración de Renta, porque es la que obliga a la ciudadanía total cumplimiento y honestidad en el momento de presentar sus ingresos y utilidades, que como todos los saben, en muchos casos ésto no se ve reflejado en la realidad. Todavía hay ciudadanos que evaden  o manipulan los datos presentados.

Ante este panorama, es importante entender que el Estado propicia un mercado donde cada ciudadano puede llevar a cabo actividades económicas de manera libre y responsables; producir y comercializar bienes y servicios; y realizar propuestas en función del desarrollo de la sociedad. Ante este panorama, el Gobierno tiene la obligación de regular esas acciones económicas y garantizar que  la ciudadanía cumpla con sus obligaciones tributarias.

En los casos donde se incumple esta responsabilidad legal, el Gobierno lo asume como falta de solidaridad frente a la nación donde habita, lo que conlleva a concluir que el incumplimiento del pago de impuestos no es sólo una omisión de estas obligaciones, sino una falta de responsabilidad social frente a sus responsabilidades como ciudadano.

Por lo tanto, presentar a tiempo las declaraciones de impuestos, no sólo hace parte del cumplimiento legal que deben realizar toda la ciudadanía, sino que es un reflejo de la ética con la que cuenta una nación. El pago de impuestos construye confianza, ética, transparencia, sostenibilidad y permite la consolidación de una sociedad basada en el respeto por el otro y por el desarrollo social.

Finalmente, cabe resaltar que cuando hablamos de los argumentos que consolidan la importancia de declarar impuestos, no sólo debe importar la legalidad, sino más bien nos fortalecer sociedades que actúen bajo principios de transparencia y ética, y que fortalezcan relaciones económicas honestas y de confianza.

“Cuando somos conscientes que construimos colectivamente una sociedad, el pago de los impuestos se convierte en principio ciudadano basado en la ética”

Comments

comments